Un sistema de detección automática de incendios, puede descubrir el incendio en su fase inicial, contribuyendo así de una manera decisiva a reducir los daños que pudiera producir.

Los diferentes tipos de sensores, detectan un conato de incendio a través de los fenómenos del fuego, tales como humo, llama, calor, etc… La central recibe información y ejecuta las funciones asignadas de acuerdo a un programa previo.

La eficacia de una instalación depende de cada uno de los elementos que la componen, de la elección de los mismos y de su distribución.

Óptico (Humo). Fuegos de combustión lenta que producen humos visibles (Materiales plásticos: PVC, Poliestireno..). 10.5V a 33V. EN54-7.

Óptico-Térmico (Humo y Temperatura). En lugares donde existe un nivel de temperatura y de suciedad ambiental variable. 10.5V a 33V. EN54-5. Detector de Altas Prestaciones.

Termovelocimétrico. Locales con humos o suciedad ambiental (cocinas, garajes, …). 10.5V a 33V. EN54-5.